Blogia
H. Zynisch y los papeles del timonel

Lo que tú quieras

Lo que tú quieras Dímelo tú.

Está aquí, aunque no lo veas. Está aquí, donde escribo, y ahí, donde tú lo lees. Incluso allá lejos, del otro lado, casi me atrevo a asegurarlo. Nos está cambiando. Yo prácticamente vivo ahí, así que no hablo por hablar, tengo referencias; y, aunque estoy acostumbrado, todavía de cuando en cuando me paro a pensar y me sorprendo. Bueno, no lo pienso, para sorprenderse no hay que pensar, hay que hacerse a un lado y mirar sin esperar nada, sin darlo por hecho.

Por ejemplo, ahora acaba de suceder. De pronto he dicho: quiero [...] no lo sé. Dímelo tú. Y me lo ha dicho. Quiero ser un paleontólogo, un astronauta, un coleccionista de monedas antiguas o un profesor. Quiero tener una página Web, un Husky y una relación a ciegas. Quiero saber que se puede comprar una estrella o un presidente. Quiero vivir en Hawai, ir al cielo y comunicarme en código Morse. Lo quiero todo, absolutamente todo, y lo quiero ahora, y lo quiero aquí.

Ahora lo tengo [+].
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres